Matrices Perinatales Básicas. Matriz II

psicologia-transpersonal-slideCualquiera sean las experiencias intrauterinas, llega el momento en que la situación debe llegar a su fin. El feto tiene que experimentar la fenomenal transición de un organismo acuático simbiótico que se convierte en una forma de vida completamente diferente. Aun en los partos más sencillos, se trata de una experiencia fundamental, un verdadero viaje heroico, relacionado con grandes cambios físicos y emocionales. Cuando comienza el parto, el universo del niño que está en el útero se ve seriamente perturbado. Las primeras señales de esta perturbación son sutiles y se manifiestan como cambios hormonales. Pero se tornan cada vez más dramáticas y mecánicas cuando comienzan las primeras contracciones uterinas. El feto comienza a experimentar un intenso malestar físico y una sensación de extrema urgencia. Con las primeras señales del comienzo del proceso del nacimiento, la conciencia fetal se enfrenta a un conjunto de experiencias completamente nuevas y totalmente diferentes de las conocidas hasta ese momento. Estas experiencias son las vinculadas con la MPB II: la pérdida del universo amniótico y la participación en el proceso del nacimiento. Esta fase del primer drama de la vida es el tema del próximo capítulo.

Matriz Perinatal Básica  II:

Cuando revivimos el comienzo del nacimiento biológico, solemos tener la sensación de que estamos siendo engullidos por un tornado gigante o una especie de bestia mítica. También puede que experimentemos  que el mundo entero o el cosmos están siendo tragados. Esto suele asociarse con imágenes de monstruos arquetípicos devoradores como leviatanes, dragones o serpientes, tarántulas o pulpos gigantes. La sensación de esta abrumadora amenaza para la vida puede conducir a una intensa ansiedad y a una desconfianza general en el límite de la paranoia.

Otra experiencia es la de descender a las profundidades del mundo subterráneo, el reino de la muerte o del infierno. Como elocuentemente describió Joseph Campbell, este es el tema universal en las mitologías del viaje del héroe (Campbell 1968).

En la primera fase plenamente desarrollada del nacimiento biológico, las contracciones uterinas presionan periódicamente al feto, y el cuello del útero aún no está abierto. Cada una de las contracciones causa una compresión de las arterias uterinas por lo que el feto se ve amenazado por la falta de oxígeno.

Revivir esta fase del nacimiento supone una de las experiencias más desagradables que podamos tener durante la autoexploración en los estados holotrópicos. En ese momento nos sentimos atrapados en una monstruosa pesadilla claustrofóbica,  sufrimos un agónico dolor físico y emocional, y tenemos una sensación de extrema desesperación. Los sentimientos de soledad, culpa y de lo absurdo de la vida, así como la  desesperación existencial pueden alcanzar proporciones metafísicas. Podemos llegar a identificarnos con los prisioneros de las mazmorras, con víctimas de la inquisición, con reclusos de los campos de concentración o con los pacientes  de los manicomios. Nuestro sufrimiento puede tomar la forma del dolor experimentado por los animales atrapados en trampas o alcanzar  dimensiones arquetípicas.

Puede que experimentemos la intolerable tortura de los pecadores en el infierno, la agonía de Cristo en la cruz, o la de Sísifo intentando hacer rodar montaña arriba su roca en el abismo más profundo del Hades. Otras imágenes que han aparecido durante las sesiones dominadas por esta matriz incluyen los símbolos arquetípicos griegos del sufrimiento interminable, Tántalo y Prometeo, y otras figuras que representan la condenación eterna.

Cuando estamos bajo la influencia de esta matriz somos completamente incapaces de ver algo positivo en nuestra vida y en la existencia humana en general. Nuestra conexión con la dimensión divina parece haberse perdido o alterado en gran medida. Bajo el prisma de esta matriz, la vida se asemeja a un mero teatro del absurdo, a una farsa representada por personajes de cartón y robots sin alma. Cuando uno se encuentra en este estado mental la filosofía existencialista  parece ser la única que tiene sentido.

En este sentido, no puede ser sino natural que una persona que esté atravesando este aspecto de la psique, sienta resistencias. Adrentarse aún más en estas experiencias, se asemeja a abrazar la condenación eterna. Aunque la forma más rápida de terminar con estos estados insoportables es rendirse por completo a ellos y aceptarlos. Esta  desgarradora experiencia de oscuridad y desesperación abismal es conocida en diversos textos espirituales como la  “Noche Oscura del Alma”.  Constituye una fase importante de apertura espiritual que puede ser inmensamente liberadora y tener efectos purgativos.

La MPB II va acompañada por manifestaciones físicas bien determinadas que incluyen una tensión corporal generalizada y una postura que transmite la sensación de inmovilización y/o lucha estéril. Uno puede experimentar grandes presiones sobre la cabeza y el cuerpo, opresión en el pecho y distintas combinaciones de intensos dolores físicos. La cabeza se inclina hacia delante con las mandíbulas apretadas y el mentón apoyado en el pecho, los brazos cruzados y los puños cerrados.  A menudo los, las piernas se doblan y de ese modo se completa la imagen de la posición fetal. Puede haber congestión de los capilares y pueden aparecer manchas rojas en diversas partes del cuerpo.

Las personas que están bajo la influencia de la MPB II  tienden a ver la existencia humana como algo inútil. Puede que piensen, dado que nada es permanente, que la vida carece fundamentalmente de sentido; todo esfuerzo tendiente a alcanzar una meta es ingenuo, vacío y, en definitiva, una locura ilusoria. Desde este punto de vista, todo esfuerzo, ambición o sueño proyectado hacia el futuro está condenado al fracaso. En casos extremos, los seres humanos no son nada más que eternas víctimas dignas de compasión, que luchan quijotescamente contra fuerzas más poderosas que ellas, sin la menos posibilidad de vencer.

Cuando nacemos somos arrojados a este mundo sin posibilidad alguna de elección y nuestra única certeza es la de que, algún día, habremos de morir. La antigua sentencia latina describe muy sucintamente la difícil situación del ser humano: Mors certa, hora incierta (La muerte es segura, la hora es incierta) Sobre nuestra cabeza pende el espectro de nuestra mortalidad y nos recuerda constantemente que todo es fugaz. Venimos a los mundos desnudos, sin bienes, con dolor y angustia, y lo abandonamos más o menos  de la misma manera. Todo cuanto hagamos en nuestra vida o con ella  no modifica esta ecuación básica. Este es el mensaje más cruel y desalentador de la MPB II.

Las experiencias de esta matriz revelan el profundo vínculo que existe entre el sufrimiento del nacimiento y de la muerte. Cuando se percibe la semejanza que hay entre ambas situaciones se tiende a experimentar  una sensación de profundo nihilismo y crisis existencial. Esto aparece a menudo en visiones que muestran la falta de sentido y lo absurdo de la vida y la inutilidad de cualquier esfuerzo que hagamos para cambiarla. Podemos vislumbrar imágenes que nos muestran la vida y la muerte de reyes poderosos, ilustres jefes militares, atractivas estrellas cinematográficas y otras personas que han alcanzado gran fama y fortuna. Cuando llaga la muerte, no son distintas de las demás. Esta revelación existencial profunda, que se manifiesta cuando revivimos esta matriz, con frecuencia nos hace comprender el profundo significado de expresiones tales como: “ Del  polvo eres y al polvo volverás” o “Así pasa la gloria del mundo”

Las experiencias de la MPB II pueden explicarse mejor por medio de una tríada: miedo a la muerte, miedo a no retornar jamás y miedo a enloquecer. 

La gente suele referirse al Infierno de Dante como la expresión dramática de la MPB II. Considera que toda la Divina Comedia es un relato del viaje transformador y la apertura espiritual. Existen otras obras de arte que reflejan la atmósfera de la MPB II , como las novelas y cuentos de Kafka que describen profundas angustias y culpas, las obras de Fyodor Dostoyevsky, plenas de sufrimiento espiritual, demencia e insensata brutalidad, ciertos pasajes de los escritos de Emilio Zola, que describen los aspectos más oscuros y repulsivos de la naturaleza humana. Los Cuentos de terror de Edgar Alan Poe también  suelen reflejar elementos de la segunda matriz, tal como sucede en “El pozo y el péndulo” .

Los cuadros que escriben la atmósfera de la MPB  II  incluyen imágenes del infierno, tanto en el arte cristiano, como en el musulmán y budista. También pertenecen a esta categoría  las representaciones pictóricas de la escena del Ecce Homo, el camino de la Criz y la crucifixión de Jesús. El mundo de criaturas  extrañas y de pesadillas de Jerónimo Bosh, las imágenes que describen los horrores de la guerra de Francisco Goya y muchos cuadros surrealistas pertenecen sin duda a esta matriz. Especialmente intensos son los cuadros de Hansruedi Giger, artista Suizo, verdadero genio del reino perinatal. Sus imágenes alternan la descripción  de la MPB II y  la MPB III (Autor de los diseños artísticos de la película  The Alien. También hallamos temas perinatales en las películas de Federico Fellini, Ingmar Bergman, George Lucas, Steven Spielberg y muchos otros.

 Texto de: La Mente Holotrópica  y  La psicología del futuro, de Stan Grof

seguros de autos seguros de automotores seguros de automoviles seguros para el auto seguro de auto seguro de coches seguros de hogar seguros para el hogar seguro de notebook seguros para notebooks
agencia de diseño sistemas de costos
Curso de Tablero de Comando
Curso de Cuadro de mando
Curso de Balanced Scorecard
Cuadro de mando integral
BSC Score
BSC Balanced Scorecard
Qué es el bsc scorecard
Qué es el Balanced Scorecard
Balance Score
Balanced Scorecard
contabilidad de costos control de gestion capacitacion empresarial en costos sistemas de costos balanced scorecard balance score que es el balanced scorecard que es el bsc scorecard bsc balanced scorecard bsc score cuadro de mando integral curso de balanced scorecard curso de cuadro de mando
Carrera intérprete de danza
Clases de Iniciación a la danza
Clases de Elongación
Clases de Danza Clásica
Clases de Danza Jazz
Clases de Danza Contemporánea
Clases de Teatro
Clases de Salsa
Clases de Ritmos Caribeños
Clases de Ritmos Latinos
Clases de Reggaetón
Clases de Femme Style
Clases de Hip Hop
Clases de Pop Dance
Clases de Breakdance